Saltar al contenido

Escultura de Bernini, Apollo y Daphne

Apollo-&-Daphne-September-borghese

Estamos en la galería Borghese en Roma, viendo una de las principales esculturas de Bernini, Apollo y Daphne. Esta es una fabulosa historia sobre Eros, el dios del amor haciendo unas cuantas travesuras. Comúnmente se conoce a Eros como “Cupido”. Y lo que ocurre es que Apollo, el dios de la música y la poesía, insulta a Eros y Eros quiere venganza.

Eros usa dos flechas

Una hecha de oro y otra de plomo. Atraviesa a Apollo con la flecha dorada, por lo que cae enamorado de la ninfa, Daphne. Y atraviesa a Daphne con la flecha de plomo, lo que consigue que rechace a Apollo.

Daphne, se ha mantenido virgen a lo largo de su vida, permaneciendo a su vez soltera, ambas cosas era muy importante para ella.

Así que huye de las insinuaciones de Apollo, pero Eros se coloca en el medio otra vez y mientras Daphne es rápida y capaz de huir de Apollo, Eros le da un poco de ayuda y alcanza a Daphne. Daphne ha derrotado a su padre, un dios de los ríos, para ayudarse a escapar y él interviene, así que en el momento en que Apollo la alcanza, se convierte en un árbol de laurel.

La figura representada por Bernini

Es el gran momento cuando Apollo alcanza a Daphne, coloca su mano alrededor de su torso y ella se comienza a transformar en árbol.

Podemos ver el rugido creciendo desde la tierra, subiendo alrededor de sus dedos heridos convirtiéndose en ramas y hojas. Los dedos de sus pies convirtiéndose en raíces. Incluso cuando Apollo encuentra su cintura para tocar su vientre, su mano toca sólo corteza. Es en éste momento de transformación, un perfecto tema para Bernini transformar ésta roca de mármol, en una figura en pleno movimiento y en carne viva.

Típico en el arte barroco, éste momento capturado en el tiempo, figuras en movimiento.

Apollo en una pierna, y la otra pierna detrás de él. La cortina que fluye detrás de él en el aire. El cabello de Daphne empujando hacia atrás también. Los sentimos moviéndose en el espacio, sentimos la atmósfera a su alrededor. Olvidamos que esto es mármol, una piedra implacable que es frágil y pesada.

Bueno, especialmente las hojas de laurel que crecen entre ellos son tan delicadas y frágiles.

Mantiene mucho contraste con el Renacimiento donde tienes un sentido de estabilidad, tienes un sentido de claridad. Aquí es un maravilloso sentido del desorden, un sentido de la confusión, un sentido de cambio y movimiento. Podríamos pensar, por ejemplo, en un trabajo temprano de Miguel Ángel, como “La Piedad” donde los elementos toman la forma de una pirámide, la forma más estable. Pero en el arte Barroco nos interesa más la inestabilidad.

Apollo-daphne-Bernini-vista-posterior
Apollo-daphne-Bernini-vista-posterior

Vemos arcos, vemos los arcos del cuerpo, los arcos del brazo, los arcos de la cortina. La cortina, si la sigues tienes que moverte alrededor de la escultura para ver hacia donde va. Empezando en la cadera de Apollo envolviéndola yendo sobre su hombro, y finalmente moviéndose hacia Daphne. Es importante observar que ésta escultura se suponía que iba a estar contra una pared, y originalmente así fue.

La escultura ahora está en el centro de la sala, lo que nos permite movernos a su alrededor, pero la vista perfecta está en el frente y también de lado tiene una bonita vista.

Lo que más me interesa es la diferencia en las expresiones entre Daphne y Apollo. Apollo parece tener los primeros reconocimientos de la tragedia que está tomando lugar. Que de ambas formas se está dando cuenta y que también está perdiendo para siempre a su amada Daphne. Nos trnassmite la el pensamiento de él “todavía me quedaré con Daphne, todavía voy a tener lo que quiero.”

Su rostro luce muy tranquilo, pero su brazo derecho alcanza la parte de atrás y la manera en que su muñeca está flexionada me hace sentir que ahí está el momento de, “oh no, algo está ocurriendo.” Un poco de sorpresa, especialmente por la forma en que esos dedos se despliegan y simultáneamente, la cara de Daphnes a la vez una expresión de horror y una especie de blancura.

Vemos a la vez su reconocimiento y la pérdida de su humanidad. Ésto es trágico, ella escoge volver a la tierra en una forma no-humana, que ser amada por el dios Apollo. Pero Apollo continuará amándola, y de hecho, Ovidio escribe, Apollo “la siguió amando”.

Puso su mano donde tenía esperanza y sintió el corazón latiendo aún bajo la corteza, y abrazó las ramas, como si todavía fuesen miembros y besó la madera. La madera se encogió con sus besos y el dios dijo: “Como no podrás ser nunca mi esposa, mi árbol al menos deberás ser.” Deja al laurel adornar, de ahora en adelante, mi cabello, mi lira, mi carcajada. Deja a los ganadores Romanos en la larga procesión usar coronas de laurel de triunfo y ovación. “Al lado de los portales de Augustus, deja que el laurel cuide y vigile bajo el roble y si mi cabeza es siempre joven, deja a los laureles ser siempre verdes y radiantes.”No dijo nada más. El laurel, emocionado, parecía dar su consentimiento,estar diciendo, sí.

Característica de la figura de Gian Lorenzo Bernini

Crea una composición totalmente abierta. Una figura tridimensional.

Creada entre los años 1622 y 1625 de estilo barroco y mármol como materia prima.

Tiene la sorprendente altura de 2 metros con 43 centímetros. y actualmente se encuentra en la galería Borghense en Roma(Italia).